lunes, 3 de agosto de 2009

Algo de mi

Un poco de mi, a petición. Mi nombre es Lizbeth, como ya sabrán, tengo 21 años y estoy estudiado la licenciatura en Periodismo. Por lo regular no puedo dormir por la noches por lo que me considero nocturna, y tambien situacion que me ha ganado un apodo a pulso, de parte, tanto de mi familia, como de mis amigos: Lechuza.

Soy la mayor de 4 hermanas, un fastidio total, unas mascotas necesarias que no saben pronunciar bien mi nombre y solo se les ocurre decirme diminutivos o palabras a medias como "bis", "bisbot" o "bisbota". Mi hermana -la mas pequeña- tiene 13 años, otra 18 y la otra 20 recien cumplidos. Todas somos dignas hijas de mi papa (en lo orgulloso) y de mi mama (en lo necio) así que imaginen como es el "ambiente" lleno de hormonas en mi casa tooooooodos los días.

Me encanta leer, es mi vicio, mi mundo y mi escape. Puedo comenzar un libro y si me atrapa la historia no soltarlo (sin dormir y sin comer) hasta que no lo termine (es en serio). Otro vicio, que tengo y no es tan "sano", es el cigarro y el café... no fumo mucho, una o dos cajetillas por semana, pero eso si, tiene que ser mentolados o de plano blancos... y el café... pues con que sea café... me caen gordos esos cafés que solo están "pintados" y me cae peor la gente que los prepara así... pero también comprendo que en gustos se rompen géneros.

Con respecto a los géneros musicales me considero del tipo ecléctica, pero tengo una leve inclinación hacia el rock alternativo, o en español o ligero o como sea que le quieran llamar. Adoro con toda la palabra la voz de Bumbury, me transporta... me eleva... me gusta y también me encantan las canciones de tipo "historia" de rata blanca, mago de oz, savia, etc.

Tengo un circulo de amigos mas bien, extraño. Creo que a su modo todos somos extraños, pero lo extraño de mis amigos extraños (valgame la rebundancia) es que NO TENEMOS IDEA DE PORQUE SOMOS AMIGOS. Cada uno tiene su personalidad bien definida: los ahí desde los nobles como caballos, hasta los demonios vestidos de persona, pasando por el ingenuo, el extrovertido, el curiosamente normal y finalmente el misteriosamente raro. Aunque aveces nos turnamos en el papel, ya que todos tenemos un poquito de todos. Fruto del tiempo que llevamos juntos.

En cuanto a mi, pues creo que no soy la mejor persona para juzgarme. Siempre he sido egocéntrica, vanidosa, narcisista y medio megalómana, así que mi opinión no es de fiar. Y al decir eso compruebo lo que dije, pues estoy pecando de falsa modestia; simplemente el ser humilde no va conmigo. Obviamente todo lo que escriba, aunque este improvisando (he ahí el porque de las faltas ortográficas) es premeditado por mi mente.

Siempre fui "adelantada" a mi edad, viví la "edad de la punzada" a muy temprana edad y tuve mis merecidos castigos, también muy pronto. Siempre fui perversa -a falta de una mejor palabra- y ahora el karma se me devuelve. No me quejo. Simplemente lo señalo. Por lo tanto a mi "corta" edad vivo una etapa de "transición" que espero y termine pronto.

Mi naturaleza, mas bien, pensativa me provoca disgustos, pues como mencione antes, ultimamente soy de los que piensan y no de los que actúa. Pero comenzaré a actuar... de un momento a otro, no se darán cuenta, tal vez ni yo. Pero en el momento en el que lo decida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡sueltalo!!