martes, 21 de diciembre de 2010

En las agridulces mieles de la luna II

Prometí una segunda parte y pues aquí la tienen.

Estoy sentada en el colchon con su computadora (que dicho sea de paso no me gusta porque tienen linux). Llevo aquí casi dos semanas, y la verdad es que estoy tan comoda que me da miedo.

Después del entierro de Jorge, al día siguiente despues de recuperar unas cuantas horas de sueño, me encaminé a eso de las cinco de la tarde a la casa de mi abuelita en Gdl (una hora y 45 minutos de camino) , donde dejé mis maletas por culpa de mi obvio estado de shock.

Llegue a casa de mi abuelita ya muuuuuy noche. Eran casi las 9 (maldito trafico), y en lo que hice maleta pensando en las advertencias de mi mamá del tipo: hace mucho frió. Ps se me hizo mas tarde. El boleto que habia reservado salia a a las diez y media y era logico que no lo alcanzaría. Asi que cambie mi reservación al de las 11. Mi sorpresa fue que ya no habia lugar. Asi que tuve que esperar hasta el de las 00:30 am.

Ningun problema. De todas maneras no hay prisa.

Mi querido Cherub me marcaba cada 15 o 20 minutos preguntando mi localización y recordandome: "no olvides la camara", "esta haciendo frio", "recuerda que estaremos primero en Cuernavaca este fin", "No vengas tan cargada", "Cuídate y no compres nada en cuanto te bajes...", "bla bla bla bla"...


¡DIOS! ¿Cómo si fuera mi primer viaje sola?

El punto es que llegué a Cuernavaca despues de casi 11 horas de camino. Porque para colmo me fuí el fin de semana que hay mas trafico por culpa de la "virgencita". Fue frustrante que ya estando en Cuernavaca durara mas de dos horas en el trafico a solo dos cuadras de la central.

Pero aún con todo eso, disfrute el viaje. Tener tanto tiempo callada mi mente me permitió analizar lo que ocurría en mi vida en ese momento, lo en paz que me sentía con Jorge y lo protegida también.

Ese fin de semana lo pasamos en Cuernavaca. Él tiene como trabajo los fines de semana entrenar a los niños genios matemáticos que participan en las olimpiadas, tanto nacionales como internacionales. (See, yo tampoco sabia que existia eso).

Y desde que llegamos al DF, el domingo en la noche no nos hemos separado mas que para lo necesario. Hasta me llevo a su trabajo, un solo día, después ya no quizó hacerlo porque según sus palabras yo: "lo distraía". ¡Anda ya! ¿Distraerle de que? Se la pasó jugando Wesnoth. (Es un nerd).

En honor a la verdad no he conocido gran parte del Distrito Federal,si acaso ahora semi sé andar en el metro (después de que me perdí una vez), se llegar a Bellas Artes y puedo comprar en Walmart, La comer o llegar hasta la Lagunilla,  pero independientemente de eso, no me importa.

Estoy conociendo una parte de mi que no creí nunca ver. Eso de compartir vida. En el estricto sentido de la palabra, nunca pensé que fuera tan "bonito".

Tal vez estoy alumbrada simplemente porque despues de una tragedia llegue directamente a los brazos de mi amado. Pero aún así. Me siento bien.

Estoy tranquila. Y apesar de que cuando estoy sola aún lloro la perdida de mi amigo, me siento bien. Simplemente por el hecho de amar y ser amada.

No solo por Cherub, si no por todos mis amigos y mi familia que estan al pendiente de mi. Mi celular no dejo de sonar un solo dia preguntando por mi estado de animo.

Cherub es un amor. Aunque es rarísimo. Es un matemático que me divierte con enigmas mientras comemos. Me hace reir con sus tonterias y me hace enojar con otras. Me tiene completamente consentida. Si quiero un helado, él me compra un galón. Si quiero una paleta el compra 20. Si quiero un chocolate, me compra una caja. 

Ayer se le ocurrió comprar un vino tinto para tomar mientras veíamos el "eclipse total de luna". Es dolorosamente cursi. Pero no le gusta demostrarlo mucho. Y esta bien para mi.

Si lo fuera demasiado creo que vomitaría.

Hace unos días fue el cumpleaños de su papá, (que dicho sea de paso vive en Zacatecas) así que le marcó. Se me ocurrió felicitarlo, y entre platica y platica con Don Señor Suegro terminé siendo invitada/obligada a pasar la navidad con ellos, sin posibilidad de negarme.

Si hay algo que heredó de su papá fue la necedad y la insistencia. Aunque sus papá es un poco mas extremo. Así que ahora estoy comprometida a pasar navidad con su familia. Si creí que esto no era serio en un principio ahora ni como dudarlo.

Estoy nerviosa, si es cierto.

Pero estoy mas feliz que nerviosa.

Estoy emocionada.

Tengo miedo, pero de ese miedo que se siente bonito. Como cuando te subes a la montaña rusa.

Y más que el hecho de conocer a su familia, es el hecho de que me gusta esta vida. Y ahora no estoy muy segura de lo que quiero para mi en un futuro.

Mis planes poco a poco se desdibujan en el pizarron. Y en lugar de querer acoplarlo a mis planes, me estoy acoplando a los suyos. Y la verdad ahora no se si eso sea tan malo.

Tal vez estoy vulnerable. Tal vez estoy enamorada/apendejada. Pero por ahora me dejaré llevar.

Quiero terminar este año 2010 con él, quiero estar el día de su cumpleaños con él (el 28), quiero que sea la primera persona con la que me besé entrando el año, solo quiero estar el mayor tiempo posibe con él... ya después veré que haré con mi vida.

Ps como dije antes: No tengo ninguna prisa.

Mientras sigo en las MIELES DE LA LUNA.

Cada vez menos agrias y mas dulces.

Un beso a todos.

Felices fiestas.

=D

jueves, 16 de diciembre de 2010

En las agridulces mieles de la luna I

Actualizando un poco la situación: me encuentro en el DF. Lugar de residencia de mi querido Cherub.

Tantas cosas pueden pasar en tan poco tiempo. Tantos sentimientos intensos en tan reducido espacio.

Estoy feliz y me siento plena. Pero también estoy triste y me siento culpable.

Me explico.

Mi hermana menor y yo nos fuimos de nuestro adorado rancho para asistir a una fiesta familiar en GDL y aprovechamos para quedarnos una semana de "descanso". La verdad, a pesar de que la fiesta fue buena y todo eso yo solo pensaba en los nervios que me inundaban ya que después de ahí yo me retiraba para vacacionar con mi novio.

Todo eran nervios, miedo y alegría cuando un simple mensaje de mi mamá me cambio la vida: "Jorge murió, no se que paso, regresen hoy". Mi mundo se vino abajo.

Jorge es, fue y será uno de mis mejores amigos. Acababa de cumplir 24 años este 4 de octubre. Cada vez que tenia una crisis en mi casa, me refugiaba en la de él. Era un cabron bien hecho. Gay consumado, pero nunca joto. Un hombre responsable y maduro cuando quería. Master Chef de comida internacional y con carrera trunca de Administración de empresas. (estaba en el año sabático porque abrió un restaurat de comida mexicana primero y luego, cuando se acliento, lo cerro y abrió Aragón Banquetes.

Le iba tan bien al cabrón que me da risa todo lo que pasó.

Se que la risa no es lo correcto, pero si hubieran conocido a Jorge me comprenderían.

Fue tan curioso estar riendo a carcajadas y llorar mares, al imaginar lo que diría mientras lo enterrabamos, que aún hoy sigo en negación.

A Jorge nunca le gusto la Navidad, porque no tenia con quien pasarla o porque no le gustaba estar con su familia. Así que siempre organizábamos nuestras propias fiestas para después del "compromiso familiar" hacer nuestra propia fiesta. Fue así como nos convertimos verdaderamente en una familia.

Lo único que le gustaba a Jorge de la navidad eran las flores de noche buena.

Entonces ya imaginarán lo que le compre para su tumba.

Y no feliz con solo dejar la "macetita" ahí a la deriva. Tuve que plantarla, mientras lloraba y lloraba, no supe en que momento se fue la gente... o la luz del sol. Solo se que mientras plantaba y lloraba y le decía palabrotas por haberse ido, sentía que mi mundo se hacia cachitos. Aun siento la tierra fría en mis uñas. Y el pasto húmedo en mi trasero.

Pero dentro de lo positivo el estar haciendo algo solo para él me relajo un poco. Y mientras hacia jardinería postmortem pensaba en lo que compartí con el. Los consejos que me dio y sobre todo lo que ahora tengo que hacer por él.

Jorge fue una de las personas mas importantes para mi recuperación de la depresión -si no es que la mas- Tenia una particular manera de decir las cosas que, aunque dolía, te dejaba pensando en serio. Era mi ese hermano que nunca quisiste pero que de alguna manera llego a tu vida. Y que nunca valoraste lo suficiente. Con el que te peleabas a gritos (a veces hasta a golpes -bromeando, por supuesto-) con el que decias palabrotas y leperadas como si fuera lo mas común.

Creo que hoy no estaría donde estoy de no ser por Jorge. Y eso debo agradecerselo. Jorge me incito -si no es que obligo- a que viniera al DF a pasar Navidad con Cherub. Me decia: "Has de estar pendeja, tienes un macho que te va a dar todos los días... ¿y no quieres ir?". Jajajaja.

Y no solo por eso, por muchas cosas mas. Él me hizo ver la verdad de mis acciones y mi comportamiento. Me hizo ver que el miedo es lo que me mueve. Me hizo entender que debo vivir sin tratar de controlarlo todo. Me hizo ver que si alguien me quiere debo "dejarme querer". El me enseño que no debo de sentir miedo a amar. Que no debo de sentir vergüenza por sentir. Que es normal tener dudas, pero no debo quedarme atorada ahí.

ES POR ESO QUE HOY ESTOY EN LAS MIELES DE LA LUNA CON CHERUB.

Nunca creí que diría esto, pero: Gracias Jorge. Sin ser mujer me hiciste entender lo que significa ser una. Sin ser hombre me mostraste lo que es ser verdaderamente uno. Y siendo una vivora me enseñaste a ser una persona.

Llevo casi tres horas escribiendo esto. Entre lágrima y lágrima hoy te digo que te voy a extrañar amigo. De verdad que si.

Pero viviré por ti y para ti.

Por eso este post tendrá una segunda parte. Mas dulce y menos agria.

Aunque por ahora te dejo este espacio solo para ti. Como la emperatriz que fuiste.

Les dejo la foto de su real majestad, alteza serenísima la emperatriz Gon Li.
Mejor conocido en el "mundano mundo" con Jorge Martinez Navarro.

Un beso a todos.

jueves, 25 de noviembre de 2010

La nochevieja y ¿las pistolas?

Mucho se habla en mi país de la inseguridad, de las armas, la violencia, el narco, las drogas, los cartel(es), las emboscadas, los muertos, etc.

Pero esto no es nuevo.

Para mi, lo único que ha cambiado es que soy más consiente de la situación (por mi carrera). Y que, gracias a los medios de comunicación, ahora los demás también lo son. 

Nací siendo hija de un policía estatal, mi vida ha estado rodeada de armas, funerales, miedo revuelto con orgullo y (¿por qué no?) paranoia total.

Mi papá me acostumbro a tener cuidado con lo que decía y como lo decía y a quién se lo decía. Siempre me cuide y cuide de mis hermanas. Como ya he dicho antes, soy la mayor de 4 hermanas, por lo que soy muy "protectora".

No se si ellas lo recuerden pero había ocasiones en las que mi papá llegaba muy noche, aún vistiendo su uniforme, con las armas, las esposas, el chaleco y cuanta cosa colgando de su cadera, y espalda, solo para darnos un beso de buenas noches y salir "de partida".

En aquel entonces no entendía la magnitud y el riesgo que mi papá corría. Ir de partida significaba simplemente que mi señor progenitor no estaría con nosotros en una semana. Tal vez dos. Eso era todo.

Ahora entiendo que irse de partida significaba meterse en la boca del lobo. Arriesgándose a ser emboscado y muerto por "los contrarios". Más de tres veces se salvó por un pelo de rana calva. Y aún hoy cuando me cuenta las historias, me sorprendo de lo afortunado que fue.

Creo que el atisbo de suicida lo heredé de él. :/

Sin embargo las armas no solo han representado el lado malo.

No me asusto al ver un arma. De hecho hasta se manejarlas muy bien. Mi papá se encargo de enseñarme. Las armas han sido parte de mi vida desde siempre, tengo fotos en las que se ve una Liz sonriente de 2 o 3 años con un fondo de una pared tapizada de diferentes armas (la mayoría de alto calibre). En las ferias nuestro juego favorito siempre fue el "tiro al blanco", hacíamos competencias para ver quien tenía mejor puntería, etc. 

Las armas forman parte fundamental de la cultura mexicana. Por que si bien, no conozco más hijos de policías, si conozco mucha gente que tiene armas en sus casas. Muchas veces ilegalmente. Principalmente cuando las fiestas decembrinas se acercan. Porque muy poca gente, independientemente de la atmósfera de crisis en seguridad, están en contra de una tradición de disparar en año nuevo (de la cual sinceramente desconozco sus orígenes). 

Bueno, vale pues, muchos están en contra, pero sería raro una noche vieja sin ese sonido ¿o no?.

México es un país plagado de tradiciones, algunas muy ridículas, como eso de salir a la calle con una maleta y darle la vuelta  a la manzana para tener "muchos viajes" en el año entrante; y otras muy supersticiosas, tal es el caso de los calzones de colores (rojo para el amor, amarillo para el dinero).

A nosotros los mexicanos eso de los abrazos y besos, que representan el amor y la compañía de la pareja, para que haya romance, comprensión y todo eso, no nos es suficiente.

Debemos tener  el agua, que simboliza el expulsar de la vida de cada quien a través de las lágrimas, las penas y la negatividad; por lo que se debe tirar un vaso con agua desde la casa hacia la calle. O el barrer la casa por completo y sacar las malas vibras por la puerta de enfrente.

O usar algo amarillo o dorado para atraer la alegría y el dinero, para alejar las envidias, o un listón amarrado a la cintura debajo de la ropa.

El cursi cambio de prendas, que es para fortalecer la relación con la pareja, pues si se tienen algunos problemas, se debe intercambiar una prenda que traigan puesta, así sus destinos estarán completamente ligados en el año. (¿Se imaginan lo contraproducente que es si quieres terminar con la persona?)

El dinero como especie de amuleto para la prosperidad y el trabajo. Se recibe el año con una moneda en el zapato o de preferencia un billete en un bolsillo. O pegar las monedas en la puerta en forma de triángulo.

Otra cursi es tener una foto con listón, es decir, tomar la fotografía de la persona amada y colocarle un listón color rojo, para que siempre estén unidos en comunión y afecto, tanto como matrimonio, amantes o amigos. Para mi esto es como brujería. Jajajaja. 

Una cansada es esa de levantarte y sentarte de la silla 12 veces para que cases ese año. (¡¡no me jodan!!).

Y las infaltables uvas y los deseos, uno por cada una. He visto como en este aspecto nos sale lo "golosos" porque queremos  atragantarnos las doce uvas de un jalon esperando que los deseos se cumplan en ese preciso momento.

Como es evidente las tradiciones son un poco modificadas, por ejemplo casi nadie sabe que en lo de las 12 uvas se debe comer una uva por cada una de las 12 campanadas del reloj y deben ser seis uvas verdes y seis moradas, ya que de esta forma los anhelos y aspiraciones se harán realidad. Por lo tanto no es de sorprender que la tradición de los disparos, a mi muy personal punto de vista, sea una variante de las campanadas.

Al llegar las doce de la noche todo mundo entra en sus casas porque la balacera empieza. Disparar al aire no se que represente o que significado tenga, pero ¡Ah que chido se escucha y que perron se siente! Jajajajaja.

Personalmente es una de las cosas que más me gustan. Eso y mis tradiciones personales. He disparado desde armas recortadas, hasta rifles de doble cañón.

Más que el hecho de disparar al aire lo que disfruto es la cara de los "propietarios de las armas" que me miran raro cuando les digo dando saltitos: "¡Ahora yo! ¡Ahora yo!"; y todavía disfruto (si se puede) aún más, la cara de estupor que ponen cuando ven el dominio que tengo con las armas. 

Porque México sigue siendo un país (quasi) machista. Y Jalisco sigue siendo un estado de doble moral. Que si bien jura estar en la modernidad y equidad de genero, todavía se les cae la baba a los viejos cuando ven a una mujer disparando un rifle sin ayuda. 

Jajajaja.

Tengo el firme propósito de este año disparar una metralleta (adoro el sonido). En mi rancho se escucha cada año cerca de mi casa, pero sigo sin saber de donde y claro que no me voy a poner a investigar, ni tampoco saldré a a la calle a mitad de la balacera a las estrellas.

Recuerden, estamos nadando en la clandestinidad e ilegalidad con esto. Así que no le digan a nadie. JAJAJAJAJA.



Un beso para todos. Nos estamos leyendo.

Lizbeth ;)


P.d. En otro orden de ideas, si quieren estrenar guardarropa el próximo año, pónganse la ropa al revés en nochevieja. :D 



martes, 16 de noviembre de 2010

La canción y la ironía

Hace rato platicaba con Cherub y de la nada comenzamos a comentar esta nueva "manía" patriótica del Bicentenario de la Independecia y del Centenario de la revolución, cuando, muy descuidadamente dijo:

Cherub: Por cierto ¿ya escuchaste a Bunbury con la canción de "Vámonos" versión Bicentenario? . Aunque no me gusta mucho ese tipo, la canción me late como para que sea nuestra canción. ¿Qué te parece?

No dije nada, y no porque no me pareciera "lindo" que dijera eso, si no por el hecho de que H me la dedicó primero. Cuando vino a "visitarme" hace casi un mes, cuando le conté de Cherub, cuando le pedí que se retirara de mi vida porque no eramos compatibles socialmente y que me convenia más estar con otra persona de mi "clase".

Y si no fuera tan irónico creo que me reiría mucho.

De todas las canciones en el mundo, en mi vida hubiera creído que, específicamente esa, fuera la que a los dos, -curiosamente- les gustara para tener un significado especial.

He aquí la irónica canción.


video



Lo juro, un día de estos tomaré los habitos y me dedicaré a escribir enclaustrada, al igual que mi ídola Sor Juana Inés de la Cruz.

Pffff....


Pero bueno, un beso a todos.

Liz ;)

miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿sueños de libertad o miedo al compromiso?

Dicen que lo que hoy siente tu corazón, mañana lo entenderá tu cabeza.

Yo lo único que se es que hoy aprendí que todos somos seres humanos desde el mas sanguinario asesino hasta el mas hijo de cuna.

Y que mi necesidad de libertad e independencia no es mas que un disfraz mal logrado para el creciente miedo al compromiso que me inunda.

Me he decantado por Cherub, y Cherub se decantó por mi. 

Pero eso no es más que el inicio. 

Ahora que he aceptado el hecho de estar enamorada debo asumir las consecuencias de tal decision y eso implica el compromiso, el sacrificio, la inseguridad y la desidia.  

Pero como dicen: ¡ESTAMOS TRABAJANDO!




SIMPLEMENTE ESCRIBO LO QUE SIEMPRE HE DICHO Y PREDICARÉ CON EL EJEMPLO:



NO TE PREOCUPES, ¡OCUPATE!

 
He asumido mi miedo al compromiso como un problema del cual debo ocuparme. Ya les contaré como me va con eso. 

Mientras un beso para todos. 

Liz ;)

sábado, 23 de octubre de 2010

La infidelidad, el amor y otras cuestiones.

Me acosté temprano pues hoy es el día en que Diana y yo buscaremos departamento y quería estar fresca como lechuga para aguantar cualquier eventualidad. El punto es que, como era de esperarse, no me pude dormir. Y cansada de dar vueltas en la cama, cual pollo rostizado, me levante a eso de las cuatro de la mañana y prendí la computadora.

Me puse a leer blogs y una que otra historia.

Entonces fue cuando leí Bitacora de una soltera, y -esta entrada en específico- me puso a pensar y dije "Esto va pa´l blog" principalmente por los últimos acontecimientos en mi vida "romántica" y por la cita de la amiga de Lore:

"el problema es que ellos pueden estar enamorados de nosotras y, aún así, ser infieles en un momento dado, mientras que nosotras, si somos infieles, es porque no amamos".

   ¿De verdad es cierto? ¿Los hombres son infieles y aman.. y en cambio las mujeres no aman por lo tanto son infieles?

Acepto que yo he sido infiel.. Pero en honor a la verdad puedo decir que, en su momento, también ame al novio en turno.

Siempre he dicho que no soy convencional... y debo aceptar que muchas de mis amigas tampoco. De hecho cuando estamos juntas bromeamos diciendo que tenemos "corazón de bato" (dicese hombre, en mi país) pero aún así no creo que el simple hecho de ser hombre o mujer, -o amar y no amar- sea el detonante ante una infidelidad.

Porque ¿que pasa cuando eres infiel con otra persona a la cual tambien amas?

Y viene a mi esta pregunta porque H volvió y si bien no le fuí infiel a Cherub -en el sentido estricto de la palabra- pues si "movio" cosas que sentia anteriormente.

Además ¿cuales son las reglas básicas para definir una infidelidad? Porque supongo que existen varios factores que determinan cuando se violo la "sagrada condición de fidelidad" (sí es sarcasmo) por ejemplo:

En primera se debe tener una relación seria y estable. ¿Esto que significa? Al menos para mi, significa que no haya confusión de terminos. Venga pues, que literalmente el diga: ¿Quieres ser mi novia? Y yo le responda: Sí.  Eso para mi, ya define que tengo una relación "bien". Mientras no haya etiqueta, para mi, no hay fidelidad porque no hay nada a lo que ser fiel.

En segunda fidelidad mutua. Ya establecida la relación "bien" yo doy por entendido que mientras estemos juntos, ni yo salgo con alguien, ni el susodicho tampoco. En el momento que me entere que me pusieron el cuerno, se acaba mi fidelidad... y puede pasar que: Confronte y pida una explicación (no me gusta quedarme con la duda del ¿por qué? -si niños, siempre hay un porque) y luego termino la relación (yo no suelo dar otra oportunidad, no confio) o simplemente aplico la infidelidad por venganza. Todo depende de la persona, de mi estado de ánimo... y de como me hizo sentir ¿me explico?

Y finalmente, pero no menos importante: la satisfacción, porque obviamente si no la tienes siempre habrá un motivo para "buscar" algo más. Es obvio. Si yo no estoy satisfecha con la relación que llevamos en algun sentido, ya valió, porque es muy probable que lo comience a buscar en otras personas: amigos, familia, conocidos, Internet, etc... y que tal si en una de esas me gusta "de más" quien/lo que esta "sustituyendo" lo que me falta en mi relación.

Por ejemplo he terminado relaciones por el simple hecho de que no me motivan intelectualmente, y "les ponía el cuerno" con libros, con historias, con la universidad, porque mientras estaba con el novio en turno, no le prestaba atención y me enfocaba en otras cosas. A mi parecer eso es ser infiel de pensamiento (jajajajaja)

Y ahí entramos a otro ambito: ¿se es infiel solo: fisicamente, intelectualmente, sentimentalmente...? ¿que tipos de infidelidad existen?

El hecho de que la infidelidad se produzca es porque se busca algo mas en la relación que no esta llenando las expectativas actuales: sexo, amor, comprensión, libertad, respeto, etc, etc y más etc.

En mi muy personal situación la verdad me encuentro confundida ¿estoy siendo infiel? ¿Tengo porqué ser fiel? ¿quiero ser fiel a alguien? ¿quien es ese alguien: H o Cherub? ¿alguno me esta pidiendo "fidelidad"?

Y es el colmo porque ¡¡con ninguno de los dos tengo una relación seria y estable (según mis términos "oficiales")!!

Porque, he aquí la confesión de Lizbeth: Supongo que soy "poliamorosa" *música de suspenso de tipo Big brother* ya que estoy enamorada de Cherub.. y de H.

Y ninguno de los dos cumple mis requerimientos:

Ninguno me ha pedido que sea su novia,  en el sentido estricto de la palabra. Solo somos... y ya.

Cherub me dice:  
-"Te mando saludar mi mamá" 
- y yo me quedo de a cuatro y le pregunto: "tu mamá? que sabe tu mamá de mi?"...
- "Pues que existes y que fui a visitarte hace poco, por cierto le parece bien que vayamos en vacaciones de navidad"

Y mientras a mi me da un ataque de pánico y no me permite decir nada.

Por otro lado H dice:
- ¿Entonces en Noviembre ya estas instalada? Tengo que apartar esa sala entonces...
- ¿La sala... cual sala?-  le pregunto perpleja...
- ¿Cómo que cual mensa? La sala esquinera que nos gusto. La que queremos para el depa.

Y a Lizbeth nuevamente le da un ataque de pánico seguido de una risa nerviosa. 


Ninguno me pide fidelidad (H sabe de Cherub... y a Cherub le conté en varias ocasiones de H) y bien saben que no me pueden exigir nada, porque (a como soy) se arriesgan a que les arme bronca. Digamos que respetan la "relación abierta" (aunque saben que una vez completada la cuestion de "novia-novio" no hay necesidad).

Y finalmente ninguno de los dos satisface mis necesidades completamente. Cherub vive lejos... muy lejos y no lo veo muy seguido a menos que sea por msn (bendita tecnología). Pero constantemente nos hablamos por teléfono, nos mandamos mensajes y correos, además planeamos visitas esporádicas en determinadas fechas; Y con H, pues curiosamente desde esta ultima vez que llego a mover mi mundo de cabeza nuevamente, es constante en sus visitas, pero una vez se va... no estoy muy segura de cuando lo volveré a ver, es muy inconsistente (siempre lo ha sido) y me sorprende mucho ver su número en mi celular avisando que va a mi casa. Y me sorprende mas cuando cumple su palabra o se disculpa por quedarme mal. Esa actitud no es común en él.

Así que del modo que sea.. sigo en las mismas. Mi cuestión es ¿Yo soy la del problema? Supongo que la respuesta es si.. el problema esta en que no se exactamente cual es mi problema...

... pero mientras no me enfocaré en eso. Hoy es día para buscar casa y principalmente ENCONTRARLA.

Dejaré los "pedos de faldas" a un lado. Y me enfocaré en lo que realmente importa: YO Y MI FUTURO.

Me despido con un beso

Liz ;)

lunes, 18 de octubre de 2010

Feliz cumple al Don

El día de hoy mi papá cumple años, por lo que decidí dedicarle cada espacio que tengo en la red. Siempre he tenido una buena relación con él, aún en los malos tiempos me lleve bien con él. Aun en mi rebeldía. Aun durante la separación... aún cuando estaba enojada... mi papá siempre ha sido la única constante en mi vida. 

Pero hoy cuando llego de trabajar después de no verlo desde hace mas de quince días y mientras estábamos  desayunando me di cuenta lo grande que es al ver sus canas grises que porta orgulloso, su caminar cansado pero decidido y su sonrisa amarilla pero sincera. Me di cuenta del tiempo que ha pasado y de lo mucho que hemos vivido juntos... y separados. Me di cuenta de que es una de las últimas veces que desayunaré con él y con mi mamá solita. Me di cuenta de que ya no soy una niña... y mi papá ya no es tan joven. 

Por eso y muchas cosas más he seleccionado frasecitas melosas que me gustaron para dedicárselas. 

Así que con mucho cariño para el Don, he aquí la selección:


  • Cuando nací mi padre era un ser que a veces aparecía para aplaudir mis últimos logros. Cuando me iba haciendo mayor, era una figura que me enseñaba la diferencia entre lo mal y el bien. Durante mi adolescencia era la autoridad que me ponía límites a mis deseos. Ahora que soy adulta, es el mejor consejero y amigo que tengo.
  • Un papá es ante todo un hombre con corazón, que sabe señalar el horizonte con optimismo y confianza. 
  • No me cabe concebir ninguna necesidad tan importante durante la infancia de una persona que la necesidad de sentirse protegido por un padre. 
  • Gracias por haberme educado así. Estoy orgullosa de ser como soy y eso te lo debo a ti. Te quiero papá. ¡
  • Cuán grande riqueza es, aun entre los pobres, el ser hijo de buen padre!. 
  • Cuando me equivoco me ayudas, cuando dudo me aconsejas y siempre que te llamo estás a mi lado. Gracias papá. 
  • He vivido una vida repleta de problemas, pero no son nada comparado con los problemas que tuvo que afrontar mi padre para lograr que mi vida empezase.  (Bartrand Hubbard). 
  • No importa quién fue mi padre. Lo importante es quién recuerdo yo quién fuese. 
  • El padre debe ser el amigo, el confidente, no el tirano de sus hijos. 
  • Es hermoso que los padres lleguen a ser amigos de sus hijos, desvaneciéndoles todo temor, pero inspirándoles un gran respeto. 
  • Mi padre dice que los tesoros son más valiosos si uno es capaz de compartirlos. 
  • El problema con la familia es que los hijos abandonan un día la infancia, pero los padres nunca dejan la paternidad.   

He ahí mi pequeña selección. 

Los veo luego. 

Un beso a todos. 

Especialmente a mi papá. 

Liz ;) 

miércoles, 6 de octubre de 2010

Quizás...

Miércoles, 06 de Octubre de 2010
02:01 a.m.
Nunca me he considerado del tipo de mujer romántica, lo he dicho muchas veces… pero últimamente eso no me esta importando. Sigo sin ser cursi, y me sigue molestando que lo sean conmigo, pero aún así:

Confieso que conocí a alguien.

Bueno, de hecho ya lo conocía desde hace más de un año, pero esta vez lo estoy viendo y viviendo de manera muuuuy diferente.

Recuerdo que en primavera yo estaba segura de que conocería a alguien y que para el otoño lo tendría a mi lado. Pues bien: tengo boca de profeta. Y aunque no es como lo imaginé, ciertamente estoy enamorada. Y es tan raro aceptarlo. Y aún más raro el escribirlo y leerlo… y sentirlo. 

Con H también estaba enamorada. Pero era diferente, era un amor del tipo enfermizo, insano… oscuro. Lo que nos unía eran las tragedias, los problemas, las depresiones, las peleas, nuestro propio lado oscuro, todo lo malo que se puedan imaginar. Y curiosamente en lugar de ayudarnos mutuamente, solo nos hundíamos más. Siempre fue como un hoyo negro, me atraía al interior sin darme cuenta y siempre quise saber que era lo que había detrás de tanta oscuridad… pero sabía que si me adentraba más en él, tal vez nunca saldría. Y eso era otra cosa que me atraía: el peligro. 

Ahora todo es tan diferente. Y aunque es muy "lindo" (si, casi deben imaginarse los corazones a mi alrededor) no deja de darme miedo. 

Y eso me frustra.

Nunca estuve buscando una relación "seria" con nadie. Mucho menos romanticismo, o pasión ¿o qué se yo? cualquier cosa que comúnmente se dan en las "novelas" y lo que toda mujer "normal" busca y lucha por conseguir. Pero tampoco quería estar "sola". Casi siempre me bastó conmigo misma, con mi egoísmo, con mis amigos y con mi familia, pero somos seres sociales, y venimos a este mundo en binas (salvo divertidos casos extremos), y supongo que es común el deseo de conseguir a ese igual que te complementa.

Pero en el momento en el que lo conseguí (a falta de una mejor palabra) me asusta, me aterroriza, me emociona y me gusta…

Es por eso que me frustra. ¿Qué es lo que de verdad quiero?

Mi pánico al compromiso es tan serio que agradezco y lamento que Cherub (seudónimo) viva en otra ciudad. Y no cualquier ciudad, si no lejos lejos (más de 10 horas por carretera).

Supongo que una de las razones por las que me da pánico es el hecho de que todo pasó muy rápido. Bueno, ni tan rápido, yo ya lo admiraba y respetaba -por su trabajo, su carrera y su cerebro- pero nunca me imaginé que después de ese primer beso se desatarían tantas cosas. Y en menos de 12 horas ya no quisiera separarme de él un solo momento.

Me encanta platicar con él, respeto su opinión y el la mía; somos polos completamente opuestos en cuestiones profesionales: yo soy letras y él es números (literal, es matemático) por lo que tenemos una visión del mundo muy diferente, pero aún así, aún cuando "discutimos" me gusta. Es tan apasionado con sus ideas, y yo tan terca con las mías que supongo que es normal.

Y a pesar de que diferimos en millones de cosas: la música, los libros (hemos leído los mismos pero tenemos diferentes opiniones) la vida, la muerte, el concepto de familia, etc; congeniamos en otras espléndidamente.

No sé que me espera en un futuro. Él tiene planes (muy serios) que, misteriosamente, se adaptan (hasta cierto punto) a los míos con respecto a mi vida -y a mi carrera específicamente- y yo tengo miedo, mucho miedo, pero también emoción y mentiría si dijera que no me gusta que me incluya.

Pero eso es lo que no charcha en la pintura: el hecho de que "me incluya" es un problema para mi. Como he dicho antes, soy muy egoísta e independiente, (además de orgullosa y semi feminista) y estoy acostumbrada a ser yo la que incluya en MI vida a la gente. Así que supongo que el obstáculo que debo rebasar, o lo que debo poner en la balanza simplemente es que quiero, que me ofrecen, que me conviene y que pierdo.   

Aunque una cosa si estoy segura: Sigo siendo la misma. Soy y siempre seré LIZBETH. Tengo 22 años actuando de esta manera, y no cambiaría por nadie ni por nada mi forma de ser y de pensar. A menos que yo lo quisiera de esa manera. Sigo firme en mis ideales, en mis valores y en mis opiniones. Por lo que no deben preocuparse (así es te estoy hablando a ti monstruo). El hecho de que me enamore no cambia quien soy… y mucho menos, lo que quiero para un futuro.

Y mientras llega ese futuro, sé lo que haré con mi vida: en 15 días mi amiga Di y yo iremos a buscar nuestro nuevo hogar y en Noviembre, si todo sale conforme al plan, estaremos empezando con nuestra vida profesional. Curiosamente seremos competencia. (Jajajajajaja, no había pensado bien en eso… !)

Y con respecto a Cherub pues creo que viajaremos mucho mientras decidimos que hacer. No tengo inconveniente en viajar y tomarme un fin de semana de repente. Y supongo que Navidad en la capital del país no suena nada mal… y ¿quien sabe? Quizás, (y solo quizás) busque mi propio lugar allá…

… solo quizás. 

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Actualizando (me)

Domingo, 12 de Septiembre de 2010
00:08 a.m.


¡Tantas cosas pueden pasar en tan poco tiempo! He tratado de escribir millones de veces desde la última entrada y la verdad es que, por una u otra cosa, no he podido. Y ahora, con la necesidad de hacerlo, las palabras no vienen a mi porque son atropelladas por los "camiones de pensamientos" que  tengo en el cerebro.

Pero independientemente de los accidentes entre las letras y los pensamientos trataré de hacer un resumen:

o    ¡Adiós Universidad!

A pesar de lo triste que eso suene (y lo triste que es) la emoción y la expectativa de lo que esta por venir le gana a la melancolía. Sé que extrañaré a mis amigos (mis próximos colegas) pero aún no lo he "sentido" ¿me explico? Muchos ya sienten esa desesperación y ese vacio interior que solo se siente cuando extrañas a una persona. Pero yo he tenido la suerte de no sentirla aún. Claro que extraño estar con TODOS al mismo tiempo, pero por una u otra circunstancia siempre estoy "acompañada". Se va uno a su rancho después de terminar asuntos  en la universidad y llega otro. O nos une una fiesta, un cumpleaños, no falta que, las excusas sobran para juntarnos. Y espero que en un futuro, cuando ya tengamos trabajos "estables" nos demos la oportunidad de seguir frecuentándonos de la misma manera.

o    ¡Hola vida "profesional"!

Hace varios años, antes de entrar a la universidad, de hecho, tuve la oportunidad de trabajar casi dos años en una empresa de deportes como operadora de maquinaria, diseñadora, encargada de la tienda y "supervisora" en general. Cuando estuve en la universidad trabajé un poco mas de tres meses en un restaurante de comida china y japonesa preparando sushi, y también de vez en cuando acepto trabajos de fines de semana. Por lo tanto sé perfectamente lo que es tener un "trabajo estable" y lo que obviamente significa ganar, como dice mi amiga `La morocha´: Harta lana.

Sin embargo nunca pensé en esos trabajos como mi sustento de vida. Solo era un trabajo de verano para mi. Un trabajo que duró mas de un verano, con el que ganaba dinero y me lo gastaba sin ningún remordimiento.  

Y ahora, las prácticas profesionales no presentan para mi ningún reto más que el hecho de trabajar en lo que estudié. Y obviamente el reto de dar el ancho para la empresa que me da la oportunidad. El dinero, si bien no me sobra, no me interesa (al menos por ahora). Se supone que te dan un "apoyo" mientras cubres 350 horas (a veces más) pero como es obvio no es nada como para vivir decentemente, por lo que tengo dos opciones: 1) Seguir apoyándome en mis papas y, 2)Conseguir un trabajo temporal que se acople a mis horarios. Aún así la emoción me embarga.

Soy muy afortunada, en primer lugar por ser pionera en trabajar para este periódico y representar (como se debe) a la Universidad de Guadalajara y en segundo lugar en trabajar en una área que si bien nunca me importó (Espectáculos, sociedad y cultura) ahora representa una aventura, un nuevo aprendizaje. Y aunque estoy nerviosa por no saber como tratar con estos temas creo que la experiencia valdrá la pena. Técnicamente me la pasaré en conciertos, fiestas, obras de teatro y presentaciones de libros.

Supongo que esta bastante bien para ser solo como un cáliz. Y aumentar mi currículo.

o    El cielo es el límite

El viernes 6 de Agosto fue mi fiesta de graduación, yo prometí que después de ese día me iba de mi casa para buscar oportunidades, obviamente ya tenía todo preparado. El lunes yo estaba en la ciudad acomodándome en la casa de mi abuelita, el martes ya tenía la entrevista y las practicas profesionales pactadas con el periódico y el miércoles estaba buscando cuartos amueblados, departamento o casa cerca de mi próximo lugar de trabajo.

Pero las situaciones no fueron tal y como las planee: el periódico, si bien me aseguró las practicas y una posible plaza después, me pidió tiempo y paciencia pues debían pedir el visto bueno a los directivos o algo así. En resumen, cuestiones burocráticas. Por lo que aún hoy sigo esperando "la llamada".

La búsqueda de casa fue interesante, descubrí muchos lugares que me gustaron pero ahora tengo otros planes. Nos juntaremos varias personas, rentaremos una casa y con las pocas pertenencias que tenemos entre todos crearemos una comuna hippy…  digo, comenzaremos a amueblar una casa. Y de esta manera dejaremos esa permanente vida de estudiante.

Mientras puedo descansar, terminar los tramites en la universidad como lo es el liberar el servicio social y  principalmente mi tesis.

En este momento (29 de Septiembre) ya tengo fecha límite para mis planes. A finales de octubre ya debo estar instalada en mi ciudad. Y mientras pues los mantendré al tanto. Además aún hay muchas cosas que contar. 

Un beso a todos...

Nos leemos pronto.

Liz ;) 

jueves, 12 de agosto de 2010

De prisa y apresurada

Sigo viva... pero no tengo conexión a internet y ando explorando una "nueva" ciudad y tratando de acomodarme a una nueva vida... o al menos diferente.

Ya escribiré cuando tenga mas tiempo y mi vida no este tan dispersa.

Un beso a todos y gracias por seguir leyendome.

Adios.

viernes, 9 de julio de 2010

Aveces me asusto....

Hace unas horas H llegó en medio de la noche lluviosa.

En este momento no tengo tiempo de escribir lo que pasó -y hasta yo lo siento tan irreal que creo que lo volví a soñar- porque son las 9 y media de la mañana en mi rancho querido, esta nubladísimo,  el acto académico de mi hermana menor (Marlene) empezó hace media hora y a las 11 es el mio... con todo y toga. (Obviamente hay conflicto de horarios y mis papas se las veran negras para estar acompañándonos).

Sobre H solo diré tres cosas, en específico respecto a esta madrugada:

1.- A veces me asusto de mi poder de atracción. :S

2.- En varias ocasiones me siento vigilada y ahora sé que tengo razones para ello. oo!

3.-  Y finalmente pero no menos importante: Las cosas en la vida real no pasan igual que en los sueños. :(

Nos vemos pronto con la historia completa.

Un saludo y desenme suerte.

(De verdad espero no caerme o hacer el ridículo)

Lizbeth ;)

martes, 6 de julio de 2010

Soñé con él y hablamos

No sé si lo había dicho antes, pero tengo problemas (serios problemas) para conciliar el sueño. No sé si es porque este mes me “quitaron” mi medicamento para “ver qué tal te va un mes sin él” –eufemismo utilizado por mi doctor para decir “veamos que tan adicta te has hecho- o si mi conciencia no me deja tranquila por las maldades que he cometido.

Pero anoche… ¿hoy?.., ¿ayer?... ¿?.. Bueno, entre las 5 y las 10 de la mañana del lunes pude hablar con él.

Con H.

Fue un sueño, pero aún así, cuando desperté me sentí liberada.

Tranquila.

En paz.

No sé porque fue tan importante el hecho de que en el sueño hayamos hablado, tal vez sea porque en mi sueño yo fui la que controlo la conversación y no me impulso ningún tipo de sentimiento hacia él. Fue simplemente una conversación unilateral: yo hablaba y él escuchaba, sin interrumpir.

Además creo que cuando estamos soñando, y son del tipo de sueños que sabes que estás soñando, aunque el sueño sigue con su constante soñar (oo?)… es más fácil expresarte y “hablar” porque si te llegarán a contestar sabes que serías tu misma. ¿Me explico?

Como sea, el sueño fue reparador en todo el sentido de la palabra. Pude dar razón de mis decisiones hacia su persona y nuestra situación sin titubear o dudar de lo quería decirle, le argumente con hechos, fechas y sobre todo con lógica el porqué de todo y, principalmente, –algo que creo que es lo que me atormentaba- pude despedirme sin sentir “feo”.

Aún a estas horas (2 a.m. en México) me siento bien.

Hace varios días pedí una señal a los espíritus para que me guiaran en el camino que debía seguir con respecto a él. (Y todo por culpa de que me lo encontré: lo vi, no me vio… y ¡zas! Todo se derrumbo, ¿Recuerdas Ale?) Me sentía confundida y no sabía qué hacer.

Después de este sueño, me siento mejor. Ahora sé que debo hacer y como lo debo hacer.

El detalle estará en si puedo lograr materializar lo mismo que pasó en mi sueño:

Palabras, no gritos

Lógica, no instinto

Finales, no segundas partes.

Simplemente pedir una conversación adulta con él, de los últimos días que nos vimos hacia la fecha, es imposible. Pero no me centraré en lo negativo.

Lo he soñado, por lo tanto, no tardará en hacerse realidad.

Y ahora, gracias al mundo onírico de Morfeo ESTOY PREPARADA.

Ya les contaré luego que pasó….

Mientras nos seguimos leyendo.

Un beso.

Liz ;D

 

p.d. Y por si quedaba dudas de la señal, me acabo de encontrar este artículo en la página del periódico al cual estoy investigando como posible “trabajo futuro”. Ya escribiré sobre eso más adelante... dependiendo… ;D

viernes, 2 de julio de 2010

La foto de Generación

Les presento a los Licenciados en Periodismo 2007-2010


"Generación Erika Adriana Loyo Beristain/Carlos Monsiváis Aceves"






(Aún tenemos problemas con el padrino de generación)













 



















Señores licenciados semi periodistas, bien saben que los amo, mi gente bonita.

Un beso enorme a todos.

;)

jueves, 1 de julio de 2010

El Coloquio

Bueno, aunque tarde pero seguro, he aquí la crónica del día del Coloquio de tesis:


La presentación era a las 9 de la mañana. Miré el reloj, eran las siete y le enviaba por correo mi presentación y mi discurso de apoyo a una amiga que ayudaba con la organización del evento… y para acabarla: todavía no me dormía (y era obvio que no lo haría a solo minutos de la presentación).

Después de un café y un pan duro (que no duraron ni quince minutos en mi estómago), me metí a bañar a eso de las 8. No sé si me quede dormida en la ducha pero se me hizo tarde. A las 9 exactamente salí rumbo a la parada del camión. Por suerte el camión venia a una cuadra. Desgraciadamente para mí, un tráiler de doble remolque se atravesó y provoco que mi camión se fuera por otro carril. “No hay problema” me dije a mi misma “Ahorita pasa el siguiente… además esos eventos nunca comienzan a la hora exacta”

Después de todo lo ocurrido, estaba conforme, agusto y debo decir que hasta tranquila. No sentía nervios, tal vez porque seguía drogada (toda esa semana duplique mi dosis normal de anti ansiolíticos), además estaba preparada y me sentía segura de mis argumentos. Mi coordinadora de carrera días antes me dijo: “No se preocupen que no es nada “serio” es solo un “ensayo” de cómo será el de verdad.” Aún así en ese momento no le creí. Ahora, esperando el camión con casi quince minutos de retraso estaba segura de que decía la verdad. Me comencé a desesperar porque mi camión no pasaba.. y fue en ese momento cuando me encontré con Jorge mi amigo Chef que tiene un restaurant de comida mexicana cerca de ahí, le conté lo ocurrido y solo se burlo de mi diciéndome lo estúpida que era al no ir caminando a la universidad, algo que obviamente no ayudo (debo decir que mi universidad esta a escasos 5 minutos en camión y 10 minutos caminando, cuando mucho). 

Como sea, llego mi camión y ya arriba me sentí en el rumbo correcto. Mi seguridad volvió al bajarme y entrar en la escuela. Creo que me “sentía demasiado” he iba tan concentrada en mi proyecto que no me fije en un pedazo de banqueta levantaba, lo que ocasiono que me tropezara de una manera taaaaaaaan bochornosa que di gracias por los lentes de tipo Paris Hilton que traía.

Finalmente entre al auditorio donde sería la presentación, mi coordinadora de carrera estaba dando la bienvenida a todos y me miro reprochante pero aliviada cuando entré. Me senté y no quise ver a mi alrededor pues muchas personas me conocen y me sentiría presionada si me llegaran a saludar o preguntar algo como ¿Tu también presentaras proyecto? Ya quiero escucharte.

Se que se escucha fanfarron pero las personas que me conocen esperan mucho de mí. Y ciertamente mi actitud (una revoltura entre narcisista y altanera con necesidad de aceptación) siempre quiere llenar esas expectativas con la gente. Aunque obviamente no soy nada comparada con mis otros compañeros, quienes también presentarían su proyecto: Diana y Piña. Los cuales, por cierto, no habían llegado en ese momento.

Mi amiga Ale, que ayudaba con la organización me saludo, se me acerco y me dio una carpeta con mi discurso de apoyo. Le di las gracias, pero al abrir la carpeta vi que no era el discurso correcto. Me asuste. Si me había equivocado en enviarle ese discurso, ¿también me había equivocado en la presentación? En una presentación había agregado una diapositiva con un titulo de broma: “HIPOTESIS APOCALIPTICA – NEUROTICA – SEMI PARANOICA DE LOS MEDIOS” y obviamente exponía una hipótesis irreal, que me invente solo para distraerme de la “seriedad” de mi trabajo.

Le pregunte a qué hora era mi turno. Me dijo que era la tercera. En ese momento el primer exponente se levanto y comenzó a explicar su proyecto.

Tome la decisión de ir a imprimir mi discurso. Era lo único que podía hacer. Y de paso comprar una botella de agua de dos litros. (Descubrí otra cosa curiosa de mi: cuando estoy muy nerviosa pero no lo demuestro tomo litros y litros y más litros de agua, también cuando quiero llorar de la desesperación).

En el camino me encontré a Diana que también iba deprisa, le conté rápidamente mi problema, le di mi bolsa, saque mi memoria USB y mi cartera y nos separamos.

En el ciber imprimí mi discurso y decidí no checar lo de la presentación. De todas maneras las diapositivas eran solo un apoyo. Y ciertamente no me gustaba mucho la presentación que había hecho. Decidí dejar que fluya todo, de todas maneras, lo “improvisado” sale mejor.

Al regresar al auditorio vi que Piña ya había llegado, él, Diana y Ale estaban sentados casi juntos y me fui directamente con ellos. Ya con el discurso impreso, y escuchando a los expositores que eran un semestre más jóvenes que yo, me sentí nuevamente segura. De hecho demasiado. Por lo regular cuando uno está nervioso reacciona más rápidamente hacia ciertas cosas. Yo estaba demasiado relajada.

Cuando el primer participante termino de exponer su proyecto y se paro frente a ellos con micrófono en mano (muy de tipo American Idol) fue cuando caí en cuenta quienes eran los que estaban como “jueces” en el panel.

El primero era LuisFher, la mayoría saben la historia, grosso modo: un maestro joven de no más de 35 años, gay de closet que es mi vecino, ergo le conozco su historia la cual no oculte a mis amigos, ergo me odia por lo que me reprobó hace un año (y recalco el ME reprobó), ergo le odio, ergo trate de hacer que lo corrieran (bueno, mi grupo y yo) ergo me odia aún más. Sin embargo eso no le quita el hecho de que es una persona con amplio conocimientos en materia de proyectos e investigaciones, principalmente en materia de comunicación política y estadística, tanto en fondo como en forma. 

Dígase en pocas palabras experto en MI PROYECTO.

En segundo lugar estaba mi coordinadora de carrera (a la izquierda). Una persona extraordinaria con la cual tuve mis enfrentamientos hace como dos años… pero bueno. En este momento le respeto académica y personalmente y le guardo un sincero cariño. Ella gano el año pasado el premio Nacional de Tesis de maestría (creo). Por lo que obviamente esta sobre calificada para “criticar”.

En tercer lugar estaba mi profesor favorito, Farina (a la izquierda con el traje), un maestro extranjero, paraguayo, con el don de genio y un carisma atronador y apabullante. Experto en periodismo económico, radial y ciberperiodismo. Todo un personaje que tenía la manía de hacerme preguntas engañosas solo para ver como las respondía. 
 
Después estaba la maestra Claudia (junto al maestro Farina), otra maestra especializada en radio, además de muy perspicaz y quisquillosa con los detalles, de hecho gracias a eso, es la directora de Radio Universidad de Guadalajara en Ocotlan (mi rancho), con la cuál tuve que repetir un semestre hace un año debido a que reprobe como consecuencia de mi enfermedad, de la cuál ella esta al tanto debido a que cuando reprobe, me mando llamar a su despacho y me preguntó que me pasó ese semestre (como dije antes, la gente tiene cierta expectativa hacia mi) por lo que tuve que explicarle con detalles.

Y finalmente pero no menos importante, la maestra Yadira. Experta en análisis de contenido (mi tesis), estadísticas, metodología, asesora titular (en diferentes universidades) para la creación de proyectos de investigación y tesis a nivel licenciatura y master. con la cual, cuando nos dio clases también tuve cierto roce. Aunque en esta ocasión fue solamente de mi parte. Esta maestra es una de esas personas que terminas odiando de tanto que te exigen y de como te tratan, pero que agradeces y admiras profundamente.

Sinceramente, cuando sea grande quiero ser como ella. 

De regreso al Coloquio escuche las críticas y recomendaciones de los maestros. Esta vez los cinco opinaron. Aun no me sentía nerviosa. Mi seguridad me hacia estar en un estado semi zombie (o tal vez era cansancio). Paso el segundo exponente y a mitad de su presentación ya estaba aburrida, pues mis amigos y yo criticamos su presentación y nos dimos cuenta de que sus textos de apoyo no serian suficientes para sustentar sus argumentos, por lo que los maestros le recomendarían muchos más: Martin-Barbero sería el principal, decidimos. 

Me levante para cambiar de lugar, estirar las piernas y buscar un café, en eso vi a uno de mis mejores amigos (¡Hola!) y curiosamente en lugar de sentirme apoyada por su presencia (el estudia Ingeniería, por lo que la única razón de que estuviera ahí era para "apoyarme") me sentí presionada. Aún así agradecí su presencia (¡Gracias monstruo!).

Por fin mi turno. Me presento la maestra y antes de que terminara yo ya estaba de pie y al frente del salón. Tome el microfono y repase mentalmente todas las caras y sonreí tranquilamente hasta que vi a mis amigos y sus caras de angustia. En ese momento me puse nerviosa. Y no de buena manera, me temblaban las manos y la voz se me escucho débil y cortada al decir "Buenos Días, mi nombre es Lizbeth Cortez y les presentaré mi proyecto de investigación el cual titulé...mmmm... *cof cof*.... " 

Houston, we have a problem.... ¡¡¡Se me olvidó que titulo le había puesto!!!

Tuve que improvisar. Respiré profundo y volteé hacia la pantalla que tenía detrás de mi donde se proyectaba mi presentación y leí directamente de ahí el titulo. Fue cuando me invadió nuevamente el pánico al comprobar que efectivamente esa no era la presentación "buena" que tenía. Esta era la que tenía la diapositiva con la hipótesis de broma. Aunque en lo demás estaba exactamente igual. Al menos eso creí. 

Me recompuse y trate de comenzar calmadamente. Traté de leer mi discurso de apoyo, pero era muy difícil tener una carpeta con hojas sueltas en una mano y seguir el hilo, el microfono en la otra y además controlar la laptop para que avanzaran las diapositivas al mismo tiempo. (Lo sé, debí ensayar la presentación antes y tomar tiempos para que avanzara sola... pero no lo pensé en ese momento).

Empecé a leer y a explicar los términos sin apoyo de mi discurso, de todas maneras me los sabía de memoria, pero creo que no tenia orden la forma en la que lo hacia (Nota personal: además de los tiempos también redactar apuntes en una ficha bibliográfica para mejor manejo). En cierto momento recuerdo que dije: "El abstencionismo es eso que les explique hace un momento, pero no se revuelvan con los términos de voto nulo y voto en blanco pues, según dicen... " ¡¡WTF!! Y en otra ocasión dije: "Mi supuesta hipótesis tratará de explicar... " ¿A quien se le ocurre decir eso frente a casi 50 estudiantes de periodismo y 5 maestros con doctorados o especialidades?

Lo bueno es que los maestros (les caiga bien o no) saben como soy por lo que solo se rieron (junto con todo el auditorio) ante mis ocurrencias. Lo mejor de todo fue cuando la diapositiva con mi hipótesis apocalíptica apareció en pantalla y solo pude decir antes de cambiarla rapidamente, esperando que nadie la haya alcanzado a leer: "Jeje, eso no... era... solo un chiste personal... pero bueno.. continuando con mi metodología...".

Y terminé mi presentación diciendo: "Pues bueno eso es todo de mi parte  por ahora, muchas gracias."

Aplausos y todo eso. Ahora si, llego la hora en la que sabía debía ser diplomatica y soportar las críticas, (seguramente muy despectivas departe de Luis Fer que para colmo sería el primero en comentarme). 

- Hola Liz,-sonrisa falsa de mi parte- buenos días, ¿como estas?-asentimiento con la cabeza y sonrisa congelada en el rostro-... pues bien tengo mucho tiempo que no te veo y me da gusto ver que... bueno... que trabajas en algo....  -sonrisa aun más amplia y falsa, además de un tic nervioso en mi ojo-... muy bueno... me parece muy interesante tu propuesta, bien sabes que es mi área de especialidad-con tono socarrón- pero creo que deberías dejar de concentrarte en el impacto y solamente centrarte en el contenido.... el impacto fue importante en su momento... ahora ya no lo es... así que olvídate de esa parte-no supe en que momento desapareció mi sonrisa-... por otro lado creo que será muy enriquecedor en el sentido periodistico que estudies el contenido... bla, bla, bla bla bla... 
Le puse atención, mucha... y apunte mentalmente los textos que me recomendaba... y en ese mismo momento los comparaba con los que yo había leído o tenia pendientes. Y al ver que sonreía satisfactoriamente no pudo evitar decirme:

- Te recomiendo a Jorge Alonso, creo que sus textos te serviran de mucho, es dificil de conseguir pero tiene varios articulos que.... no se... tal vez... servirán...

En solo un segundo recorde a Jorge Alonso, tuve el placer de conocerlo durante la presentación de un libro en la FIL del año pasado y tenia, tanto su discurso y analisis del libro que tambien me servia de apoyo, como su correo y su número de telefono. Y mire conspiradoramente a mi compañero Piña, quien también lo conoció ese día.

Mentalmente me reí:  MUAJAJAJAJAJAJAJA ¡tragate esa Luis Fer! 

- Pero en general vas bien... -dijo finalmente y con una sonrisa tan falsa que se paresia a la mia al principio, le sonreí y dije gracias en voz muy baja

Luis Fer terminó su participación, Rosalía y Farina no comentarón, y le pasarón directamente el microfono a Claudia. Quien en cuanto tuvo el microfono me saludo con una sonrisa y me dijo:

- Bien Liz, me da mucho gusto que te animes a este tipo de proyecto, bien sabes que me da mucho gusto leerte o escucharte en cualquier lugar, pero debo puntualizar algo -Oh oh- sé que este tipo de eventos son solo un caliz para ustedes pero creo que ya estas en la recta final de tu carrera por lo que debes actuar como tal... -¡changos! Ya me han reclamado por mi ropa en exposiciones ¿este será el mismo caso? ¡Las botas! No las "bolie".... o tal vez ¿el peinado?-... como una profesional... como lo eres Liz, por lo que me sorprende bastante que en tu presentación tengas faltas de ortografía -¡TRÁGAME TIERRA!- y también se que te cuesta bastante trabajo, pero practica más lo de los acentos y los tiempos ¿ok? -$·&"$&$%&-... bien.. entrando en materia me da gusto que te interese la politica bla bla bla bla bla.... 

La verdad no le puse mucha atención, la escuchaba pero muy a lo lejos... pensaba en los acentos que olvidé poner y no quería ver las caras de mis amigos o conocidos.

Después llego el momento por el que esperé desde que comencé: la crítica de Yadira. 

- Liz hola no sabes el gusto que me da ver que tu proyecto sea de política, tal parece que los jóvenes y la política no se llevan y no se porque, pero me da gusto que no sea tu caso. Bien, pues yo como ojos nuevos ante tu proyecto debo decirte que se nota que sabes, que te has empapado en el tema, pero creo que te cuesta trabajo plasmarlo y mostrarlo a los demás...-¡por fin! alguien que me entiende- así que yo te recomiendo... bla bla bla... y con respecto a la metodología, yo no conozco la que tu dices, pero eso es cosa mía, no tuya.. así que mejor usa bla bla bla bla... y adaptarla a tu proyecto bla bla bla bla... en general muy bien Liz, me da mucho gusto ver los avances de tu proyecto y me gustaría leerlo. Pienso que será muy enriquecedor. -cuando dijo eso tuve un orgasmo académico-

Terminó su participación y nuevamente aplausos y todo eso... hice una reverencia de tipo princesita, y muy al fondo vi que unos amigos hacian "la ola" y sonreí abiertamente. Sin embargo al llegar a mi lugar y sentarme se me escapo un suspiro de tipo cuando lloras y sentí nuevamente las orejas rojas de la vergüenza por las faltas de ortografía que tuve. Se me razaron los ojos pero me controle, despedí a mi amigo ingeniero (creo) y mejor me concentre en que mis amigos aún estaban a mi lado.. y solamente dije: "No puedo creerlo... no jodas... que llegué un terremoto en este momento, se habrá la tierra y que me trague...."

Quince o veinte minutos después se fue la luz... mis amigos solo me voltearon a ver acusadoramente....
Yo solo me reí y me tomé mi agua.


 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 Esta es la foto del Auditorio Mario Rivas Souza dentro de la Biblioteca Mediateca. No encontré fotos de ese día, pero imaginense lo mismo, pero sin panel al fondo (si no por un lado, ahí por donde anda la cámara) y sin atril.  
Y finalmente la Biblioteca Mediateca:




La última foto es del día de la inauguración hace como tres años... pero bueno... tenía que mostrarla por dentro. El auditorio esta en el cuarto nivel (ahí donde se ve a una persona de amarillo entrando) Un día de estos tomaré fotos de la biblioteca y de toda la universidad. Lo haré como despedida de mi vida universitaria. 

Mientras nos seguimos escribiendo. 
Un beso. 

Liz ;)