sábado, 27 de febrero de 2010

OMG

¡¡Ahora si que estoy en shock!!

¡¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!

Descripciòn de eventos por orden de aparición. (Perdón por las faltas de ortografía o cualquier otro error, pero es que estoy temblando, y creanme que no es de frio).

No he dormido desde que desperte ayer (anteayer) jueves en la mañana como a las diez de la mañana.

Fui al servicio, tanto el jueves como el viernes... y desde entonces estoy poniendome al corriente con mi correo y el monton de cosas que deje por culpa de la falta de una computadora.

Llegue del servicio a las seis o poco mas tarde y me quede en la computadora platicando con varios amigos.

A eso de las diez de la noche me comenzo una sensación extraña en el estomago (crei que eran gases o alguna comida cuaresmeña tratando de recordarme que no soy catolica) y cuando llegaron: el novio de mi hermana, Jorge mi amigo, Memo el amigo de mi hermana y Maycon mi primo lo olvide porque nos entretuvimos viendo videos de fantasmas, duendes y ovnis a oscuras.

Mi cuñado se fue a eso de la una. Memo, Jorge, Rocio y Maycon decidieron que como ya no era viernes de cuaresma querian tacos y se fueron sigilosamente (mi mama y mi hermana menor no se dieron cuenta) a los tacos del chino (quien amablemente comienza a vender desde las once de la noche hasta las cinco o seis de la mañana).

Me dejaron sola, con esa sensacion en el estomago, sumado al "nerviosismo" que me dejo el ver tantos videos de fantasmas y extraterrestres (de por si siempre creo ver cosas, no soy miedosa, pero no puedo evitar sentirme de esa manera).

Escuchaba pasos en la calle y sentia ese nerviosismo caracteristico que te deja el estar sola cuando llegaron Maycon y Rocio.

Todos se acostaron. Me tranquilize un poco. Pero esa sensacíon en el estomago no me abandonaba.

Cuando comenzaba a olvidar todo un carro se estaciona en la calle, y solo escucho una voz que dice gritando: ¡Lechuza!

No la reconosco y digo: ¿Ah Cabron?... me levanto y Rocio me dice: No mames, no vayas a salir.

- Esperame, deja veo quien es...

Abro la ventanita de la puerta y en un pontiac negro él me ve y solo abre la puerta del carro (venia de copiloto, tomando) y con mas tipos en el carro. Tipos que no reconoci, y creo que no quisiera hacerlo.

Cerre la ventanita. Abri la puerta y escuche la exclamaciòn de sorpresa de Rocio. Sin salir del carro me dice:

- Subete, vamonos.

- ¿Que? Estas loco... caile, vete.

- Vamonos, correle. - y trata de caminar hacia a mi.

- Que te vayas... vete - le digo tajante y cierro la puerta.

- A mi no me vas a correr, toco y tiro la puerta Lizbeth... ¡¡LECHUZA!!

No abro, ni contesto, ni me muevo. Cuando cerre la puerta me quede ahi congelada.

- Vamonos wey...

- No esperate... ahorita va abrir de nuevo... - No lo dice... se que lo piensa.

- No va a abrir... vamonos, subete.. anda...

.....

Silencio.

Mas silencio.

Que se vaya porfavor, que se vaya - pienso perturbada.

Veo las luces rojas del carro y escucho el sonido de la puerta cerrandose.

- Donde deje mi cawa wey -

El carro avanza y yo sigo junto a la puerta pensando, deseando y con la fija esperanza de que no se le ocurra regresar en lo que queda de la noche.

O cualquier otro dia.

Mi hermana no me dijo nada. Yo sigo temblando, ella ya esta dormida. Nadie supo nada. Aqui no paso nada.

Pero todo paso.

Y tan solo en cinco minutos...

... en cinco minutos... hace quince....

El reloj dice que son las tres con quince.

Entonces pienso: llego como siempre, cual gato a las tres de la madrugada.

Pero esta vez, algo cambio.

Esta vez, cambie yo.

jueves, 25 de febrero de 2010

Que triste....

Ayer comentaba con una amigo lo triste de la historia y al decirlo en voz alta me di cuenta de que no es triste, es lo normal. Me explico:

El sabado vino a visitarme él y me di cuenta que lo único que siento es una tremenda atracción sexual. Ya no me gusta su compañia, no me gusta platicar con él, me molesta que este hablando y cuando me dice algo "bonito" yo solo hago caras de fastidio.

¡Que triste!

Y todo porque se que cualquier cosa que diga es una mentira, porque intelectualmente lo he superado hace mucho tiempo y no tiene nada que aportarme, porque tooooooodo lo que dice es tan estupido, ha falta de otra palabra, y no quiero "corregirlo" para que no se sienta ofendido. Es decir: ¡HASTA TENGO QUE CALLAR MIS PENSAMIENTOS!

Lo malo de esto es que cada vez que lo veo sigo teniendo esta, hasta cierto punto, necesidad fisica por él, no quiero escucharlo hablar, pero quiero que me bese, no me gusta su compañia, pero quiero que estemos solos. ¿Como puede ser posible?

El punto aqui es que es normal que ya no este enamorada de él porque ya no me enriqueze su compañia. Lo triste es que sigo queriendo tenerlo cerca.... pero no como antes.

De todas maneras, no soy un animal y esas "necesidades fisicas" se pueden reprimir.

Saludos y nos estamos viendo.

Liz ;)

miércoles, 17 de febrero de 2010

Flash imformativo

¡¡Flash!! ¡¡flash!! ¡¡flash!! ¡¡informativo!!

En los titulares de hoy: Sigo viva, y sobreviví a otro cumpleaños.

La verdad es que no sali a ningun lado, pero estube horas platicando con un buen amigo afuera de mi casa, y me entretube contestando los mensajes de todos los que amablemente se acordaron de esa fecha. Asi que no fue un dia "perdido".

El siguiente dia si que fue aburrido y tedioso. Creo que lo unico que me hizo reir fue el hecho de que mi hermana le dio un "besito" a una pared con la camioneta de su novio y le arranco el enjarre... no se preocupen nadie salio herido... ni la camioneta, solo lloramos la perdida del enjarre de la agencia de bicicletas y el dinero que mi cuñado debio desembolsar para que no pasara a mayores.

En estos momentos asuntos mas importante ocupan mi mente. De nuevo soy acosada por la inseguridad que me da el no tener conocimientos suficientes para defender y argumentar mi proyecto de tesis. Eso, sumado con el hecho de que no tengo computadora (escribo desde una laptop secuestrada, por cierto, ¡¡gracias Diana!!) son los únicos inconvenientes que acosan mi existencia.

Por lo demas, todo tranquilo, bueno, relativamente tranquilo, cuando pienso que este es mi último semestre en la universidad y que ya tuve mi "último primer día de clases" me da tristeza, pero tambien me emociona, es escalofriante y excitante pensar que en menos de seis meses deberé incorporarme a la fila de los egresados universitarios que estan en busqueda de un empleo... o bien, de terminar sus proyectos, o de seguir estudiando.

Mis planes, muchos son, pero me tomare un tiempo, gracias a mi buena suerte cuento con amigos irremplazables que estan dispuestos a recibirme en su casa mientras mi vida toma su curso. GABY Y CHRISTIAN los quiero mas allá de lo posible, y no por el hecho de que me reciban en su casa (y que me den un cuarto) si no por el simple hecho de que aún apesar de la distancia, siempre los siento cerca de mi.

Y ellos no son los únicos amigos a los que me gustaria agradecer su apoyo incondicional, pero este flash informativo se extendio demaciado y ahora parece noticiero de la noche.

Como sea, me despido y nos vemos luego.

Besos,

Lizbeth


Por cierto, el tiempo para esta semana pronostica lluvia durante el miercoles, jueves y viernes... ademas estará nublado el sabado... con temperaturas mínimas de 9 grados y maximas de hasta 23....


jajajajajajajajajajajaja


Perdon, pero no pude evitarlo al escuchar como comenzaba a llover.

Ahora si,

Nos vemos luego ;)

sábado, 13 de febrero de 2010

13 de Febrero

Hace años esta fecha era para mi taaaaaaan especial que no podia esperar pacientemente que llegara. Los cumpleaños son importantes para mi, mucho más los de mis amigos y mi familia. Pero este año, no puedo evitar pensar que no es tan importante. Es sabado, mi mamá me preparo un mole para festejar y yo siento que no lo merezco, es mas, no siento que sea nada bueno, nada especial. Tal vez es el tedio que tengo por la vida ultimamente, tal vez es el hecho de que sigo tratando de cerrar los circulos en mi vida. Tal vez es por el hecho de que cumplo 22 años y no he hecho nada "interesante".

Sea lo que sea, me niego a sentirme asi. Mi cumpleaños DEBE ser importante, si no para los demas, al menos si para mi.

Y es una tonteria escribir eso porque me termine mi saldo dando las gracias en mensajes a todos los que se tomaron la molestia de felicitarme. Y mas porque en este momentos mis amigos insisten en que debemos ir a FESTEJAR y yo no me siento con animos.

Trataré de divertirme, al menos saldré por un cafe o a cantar al karaoke o ¡¡que se yo!! Cualquier cosa, el punto es que hoy es mi cumpleaños y debo sentirme bien porque logré con esfuerzo, mucho esfuerzo, seguir viva hasta ahora.

Besos.

Liz

lunes, 1 de febrero de 2010

Con el tiempo y cerrando círculos

Con el tiempo...

...aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado...



Con el tiempo...

...te das cuenta que casarse sólo porque “te estas quedando” es una clara advertencia de que tu matrimonio será en fracaso...



Con el tiempo...

...comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas...



Con el tiempo...

...te das cuenta de que si estas al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla...



Con el tiempo...

...te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible...



Con el tiempo...

...te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados...



Con el tiempo...

...te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante...



Nunca me gustaron los libros de “superación personal” ni aquellos que hablen de cursilerías de tipo motivacionales. Pero hoy, leyendo viejas presentaciones de power point en una computadora ‘laktok’ (como dice mi mamá) prestada (la mía se descompuso gracias al frente frío número 23 acompañado de fuertes vientos y fallas en la corriente eléctrica) descubrí varios “pensamientos” que si bien no encajan por completo en mi vida, si me pusieron a pensar un poco.



Paulo Coelho dice que siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Sí insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.



Entonces pensé: ¿Cuántos capítulos de mi vida he terminado? ¿De verdad he cerrado esos círculos o sigo caminando en línea recta?



Porque, digo: ¿Terminó tu trabajo? ¿Se acabó tu relación? ¿Ya no vives más en esa casa? ¿Debes irte de viaje? ¿La relación se acabó?



¡TANTAS PREGUNTAS! ¡TANTAS POSIBLES RESPUESTAS!



Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho.



El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.



No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.



¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!



En la presentación que leí, dice literalmente: “Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.”



Así que supongo que ahí queda respondida mi pregunta de la entrada anterior. No he podido terminar de “limpiar” porque sigo añorando el pasado, sigo sin cerrar el circulo… sigo sin escribir la carta que me permita expulsar a mis demonios pasados y que me deje conocer demonios nuevos… tal vez mas malvados, tal vez menos… pero algo nuevo.. Algo diferente.



Estoy algo cansada, estoy agotada física, metal, moral y psicológicamente de lo mismo. Siempre digo YA BASTA, ya me canse, pero nunca hago nada, solo lo hablo… y de hacer a pensar existe la gran diferencia de un verbo de acción. Verbo que aún no consigo conjugar.



Cuando la gente que me rodea da por terminado algo o quiere cambiar o simplemente cierra un círculo, lo exteriorizan de alguna manera: mi mamá cambia los muebles de lugar, varias de mis amigas se cambian el look, ya sea algo simple como un nuevo color de cabello o hasta un corte drástico. Otros son mas discretos y solo compran ropa diferente a la habitual o escuchan música que comúnmente no escuchan.



Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente, reza la presentación.



El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú. Suelta el resentimiento. El prender "tu televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte mentalmente, envenenarte, y amargarte.



La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron?



Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.



¿Coincidencia que me encuentre estas palabras después de mi última actualización? Pues yo creo que no. Yo no creo en las casualidades, solo en lo inevitable. Para mi estas “coincidencias” son señales. Son CAUSALIDADES. Me rijo por señales, cada vez que estoy en una encrucijada o no se que hacer, simplemente cierro los ojos y espero por la señal. Suena a locura, lo se, pero ¿Lo has intentado?



No te dirijas a nadie en específico. Yo no creo en la religión, pero si creo que es muy egoísta el creer que somos todopoderosos; yo creo en la naturaleza, en lo que veo y siento, creo en los espíritus de la tierra, en el destino, en la suerte, en las hadas, los Ángeles, el poder de la mente, ¡QUE SE YO! Creo en algo que es superior a mí. Aunque no le ponga nombre. Soy agnóstica hasta cierto punto, pero soy espiritista, esoterista y tengo algo de crédula, escéptica, inocente, y ¡hasta de bruja! (si soy rara, lo sé).



Pero retomando el tema, la presentación seguía con una diapositiva con un fondo paisajista y decía: Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.



Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.



Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque te repito: nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. (Excepto cuando tienes vicios tan arraigados como yo con los libros y el café, puedo sobrevivir sin cigarros, pero sin las letras y la cafeína me muero o al menos quedo en un estado de tipo zombie). Pero cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate.



Hay muchas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.



¡Esa es la vida!



Debo admitirlo, sabias palabras las de Paulo Coelho. Pero aún así, no me gustan sus libros. Aceptaré la señal que pedí; estas palabras no las pasaré por alto y las tomaré en cuenta con la seriedad que merecen.

Cierra los ojos y pide una señal, veras como el destino te la manda.

Nos estamos viendo.

Besitos, Liz ;)