sábado, 23 de octubre de 2010

La infidelidad, el amor y otras cuestiones.

Me acosté temprano pues hoy es el día en que Diana y yo buscaremos departamento y quería estar fresca como lechuga para aguantar cualquier eventualidad. El punto es que, como era de esperarse, no me pude dormir. Y cansada de dar vueltas en la cama, cual pollo rostizado, me levante a eso de las cuatro de la mañana y prendí la computadora.

Me puse a leer blogs y una que otra historia.

Entonces fue cuando leí Bitacora de una soltera, y -esta entrada en específico- me puso a pensar y dije "Esto va pa´l blog" principalmente por los últimos acontecimientos en mi vida "romántica" y por la cita de la amiga de Lore:

"el problema es que ellos pueden estar enamorados de nosotras y, aún así, ser infieles en un momento dado, mientras que nosotras, si somos infieles, es porque no amamos".

   ¿De verdad es cierto? ¿Los hombres son infieles y aman.. y en cambio las mujeres no aman por lo tanto son infieles?

Acepto que yo he sido infiel.. Pero en honor a la verdad puedo decir que, en su momento, también ame al novio en turno.

Siempre he dicho que no soy convencional... y debo aceptar que muchas de mis amigas tampoco. De hecho cuando estamos juntas bromeamos diciendo que tenemos "corazón de bato" (dicese hombre, en mi país) pero aún así no creo que el simple hecho de ser hombre o mujer, -o amar y no amar- sea el detonante ante una infidelidad.

Porque ¿que pasa cuando eres infiel con otra persona a la cual tambien amas?

Y viene a mi esta pregunta porque H volvió y si bien no le fuí infiel a Cherub -en el sentido estricto de la palabra- pues si "movio" cosas que sentia anteriormente.

Además ¿cuales son las reglas básicas para definir una infidelidad? Porque supongo que existen varios factores que determinan cuando se violo la "sagrada condición de fidelidad" (sí es sarcasmo) por ejemplo:

En primera se debe tener una relación seria y estable. ¿Esto que significa? Al menos para mi, significa que no haya confusión de terminos. Venga pues, que literalmente el diga: ¿Quieres ser mi novia? Y yo le responda: Sí.  Eso para mi, ya define que tengo una relación "bien". Mientras no haya etiqueta, para mi, no hay fidelidad porque no hay nada a lo que ser fiel.

En segunda fidelidad mutua. Ya establecida la relación "bien" yo doy por entendido que mientras estemos juntos, ni yo salgo con alguien, ni el susodicho tampoco. En el momento que me entere que me pusieron el cuerno, se acaba mi fidelidad... y puede pasar que: Confronte y pida una explicación (no me gusta quedarme con la duda del ¿por qué? -si niños, siempre hay un porque) y luego termino la relación (yo no suelo dar otra oportunidad, no confio) o simplemente aplico la infidelidad por venganza. Todo depende de la persona, de mi estado de ánimo... y de como me hizo sentir ¿me explico?

Y finalmente, pero no menos importante: la satisfacción, porque obviamente si no la tienes siempre habrá un motivo para "buscar" algo más. Es obvio. Si yo no estoy satisfecha con la relación que llevamos en algun sentido, ya valió, porque es muy probable que lo comience a buscar en otras personas: amigos, familia, conocidos, Internet, etc... y que tal si en una de esas me gusta "de más" quien/lo que esta "sustituyendo" lo que me falta en mi relación.

Por ejemplo he terminado relaciones por el simple hecho de que no me motivan intelectualmente, y "les ponía el cuerno" con libros, con historias, con la universidad, porque mientras estaba con el novio en turno, no le prestaba atención y me enfocaba en otras cosas. A mi parecer eso es ser infiel de pensamiento (jajajajaja)

Y ahí entramos a otro ambito: ¿se es infiel solo: fisicamente, intelectualmente, sentimentalmente...? ¿que tipos de infidelidad existen?

El hecho de que la infidelidad se produzca es porque se busca algo mas en la relación que no esta llenando las expectativas actuales: sexo, amor, comprensión, libertad, respeto, etc, etc y más etc.

En mi muy personal situación la verdad me encuentro confundida ¿estoy siendo infiel? ¿Tengo porqué ser fiel? ¿quiero ser fiel a alguien? ¿quien es ese alguien: H o Cherub? ¿alguno me esta pidiendo "fidelidad"?

Y es el colmo porque ¡¡con ninguno de los dos tengo una relación seria y estable (según mis términos "oficiales")!!

Porque, he aquí la confesión de Lizbeth: Supongo que soy "poliamorosa" *música de suspenso de tipo Big brother* ya que estoy enamorada de Cherub.. y de H.

Y ninguno de los dos cumple mis requerimientos:

Ninguno me ha pedido que sea su novia,  en el sentido estricto de la palabra. Solo somos... y ya.

Cherub me dice:  
-"Te mando saludar mi mamá" 
- y yo me quedo de a cuatro y le pregunto: "tu mamá? que sabe tu mamá de mi?"...
- "Pues que existes y que fui a visitarte hace poco, por cierto le parece bien que vayamos en vacaciones de navidad"

Y mientras a mi me da un ataque de pánico y no me permite decir nada.

Por otro lado H dice:
- ¿Entonces en Noviembre ya estas instalada? Tengo que apartar esa sala entonces...
- ¿La sala... cual sala?-  le pregunto perpleja...
- ¿Cómo que cual mensa? La sala esquinera que nos gusto. La que queremos para el depa.

Y a Lizbeth nuevamente le da un ataque de pánico seguido de una risa nerviosa. 


Ninguno me pide fidelidad (H sabe de Cherub... y a Cherub le conté en varias ocasiones de H) y bien saben que no me pueden exigir nada, porque (a como soy) se arriesgan a que les arme bronca. Digamos que respetan la "relación abierta" (aunque saben que una vez completada la cuestion de "novia-novio" no hay necesidad).

Y finalmente ninguno de los dos satisface mis necesidades completamente. Cherub vive lejos... muy lejos y no lo veo muy seguido a menos que sea por msn (bendita tecnología). Pero constantemente nos hablamos por teléfono, nos mandamos mensajes y correos, además planeamos visitas esporádicas en determinadas fechas; Y con H, pues curiosamente desde esta ultima vez que llego a mover mi mundo de cabeza nuevamente, es constante en sus visitas, pero una vez se va... no estoy muy segura de cuando lo volveré a ver, es muy inconsistente (siempre lo ha sido) y me sorprende mucho ver su número en mi celular avisando que va a mi casa. Y me sorprende mas cuando cumple su palabra o se disculpa por quedarme mal. Esa actitud no es común en él.

Así que del modo que sea.. sigo en las mismas. Mi cuestión es ¿Yo soy la del problema? Supongo que la respuesta es si.. el problema esta en que no se exactamente cual es mi problema...

... pero mientras no me enfocaré en eso. Hoy es día para buscar casa y principalmente ENCONTRARLA.

Dejaré los "pedos de faldas" a un lado. Y me enfocaré en lo que realmente importa: YO Y MI FUTURO.

Me despido con un beso

Liz ;)

lunes, 18 de octubre de 2010

Feliz cumple al Don

El día de hoy mi papá cumple años, por lo que decidí dedicarle cada espacio que tengo en la red. Siempre he tenido una buena relación con él, aún en los malos tiempos me lleve bien con él. Aun en mi rebeldía. Aun durante la separación... aún cuando estaba enojada... mi papá siempre ha sido la única constante en mi vida. 

Pero hoy cuando llego de trabajar después de no verlo desde hace mas de quince días y mientras estábamos  desayunando me di cuenta lo grande que es al ver sus canas grises que porta orgulloso, su caminar cansado pero decidido y su sonrisa amarilla pero sincera. Me di cuenta del tiempo que ha pasado y de lo mucho que hemos vivido juntos... y separados. Me di cuenta de que es una de las últimas veces que desayunaré con él y con mi mamá solita. Me di cuenta de que ya no soy una niña... y mi papá ya no es tan joven. 

Por eso y muchas cosas más he seleccionado frasecitas melosas que me gustaron para dedicárselas. 

Así que con mucho cariño para el Don, he aquí la selección:


  • Cuando nací mi padre era un ser que a veces aparecía para aplaudir mis últimos logros. Cuando me iba haciendo mayor, era una figura que me enseñaba la diferencia entre lo mal y el bien. Durante mi adolescencia era la autoridad que me ponía límites a mis deseos. Ahora que soy adulta, es el mejor consejero y amigo que tengo.
  • Un papá es ante todo un hombre con corazón, que sabe señalar el horizonte con optimismo y confianza. 
  • No me cabe concebir ninguna necesidad tan importante durante la infancia de una persona que la necesidad de sentirse protegido por un padre. 
  • Gracias por haberme educado así. Estoy orgullosa de ser como soy y eso te lo debo a ti. Te quiero papá. ¡
  • Cuán grande riqueza es, aun entre los pobres, el ser hijo de buen padre!. 
  • Cuando me equivoco me ayudas, cuando dudo me aconsejas y siempre que te llamo estás a mi lado. Gracias papá. 
  • He vivido una vida repleta de problemas, pero no son nada comparado con los problemas que tuvo que afrontar mi padre para lograr que mi vida empezase.  (Bartrand Hubbard). 
  • No importa quién fue mi padre. Lo importante es quién recuerdo yo quién fuese. 
  • El padre debe ser el amigo, el confidente, no el tirano de sus hijos. 
  • Es hermoso que los padres lleguen a ser amigos de sus hijos, desvaneciéndoles todo temor, pero inspirándoles un gran respeto. 
  • Mi padre dice que los tesoros son más valiosos si uno es capaz de compartirlos. 
  • El problema con la familia es que los hijos abandonan un día la infancia, pero los padres nunca dejan la paternidad.   

He ahí mi pequeña selección. 

Los veo luego. 

Un beso a todos. 

Especialmente a mi papá. 

Liz ;) 

miércoles, 6 de octubre de 2010

Quizás...

Miércoles, 06 de Octubre de 2010
02:01 a.m.
Nunca me he considerado del tipo de mujer romántica, lo he dicho muchas veces… pero últimamente eso no me esta importando. Sigo sin ser cursi, y me sigue molestando que lo sean conmigo, pero aún así:

Confieso que conocí a alguien.

Bueno, de hecho ya lo conocía desde hace más de un año, pero esta vez lo estoy viendo y viviendo de manera muuuuy diferente.

Recuerdo que en primavera yo estaba segura de que conocería a alguien y que para el otoño lo tendría a mi lado. Pues bien: tengo boca de profeta. Y aunque no es como lo imaginé, ciertamente estoy enamorada. Y es tan raro aceptarlo. Y aún más raro el escribirlo y leerlo… y sentirlo. 

Con H también estaba enamorada. Pero era diferente, era un amor del tipo enfermizo, insano… oscuro. Lo que nos unía eran las tragedias, los problemas, las depresiones, las peleas, nuestro propio lado oscuro, todo lo malo que se puedan imaginar. Y curiosamente en lugar de ayudarnos mutuamente, solo nos hundíamos más. Siempre fue como un hoyo negro, me atraía al interior sin darme cuenta y siempre quise saber que era lo que había detrás de tanta oscuridad… pero sabía que si me adentraba más en él, tal vez nunca saldría. Y eso era otra cosa que me atraía: el peligro. 

Ahora todo es tan diferente. Y aunque es muy "lindo" (si, casi deben imaginarse los corazones a mi alrededor) no deja de darme miedo. 

Y eso me frustra.

Nunca estuve buscando una relación "seria" con nadie. Mucho menos romanticismo, o pasión ¿o qué se yo? cualquier cosa que comúnmente se dan en las "novelas" y lo que toda mujer "normal" busca y lucha por conseguir. Pero tampoco quería estar "sola". Casi siempre me bastó conmigo misma, con mi egoísmo, con mis amigos y con mi familia, pero somos seres sociales, y venimos a este mundo en binas (salvo divertidos casos extremos), y supongo que es común el deseo de conseguir a ese igual que te complementa.

Pero en el momento en el que lo conseguí (a falta de una mejor palabra) me asusta, me aterroriza, me emociona y me gusta…

Es por eso que me frustra. ¿Qué es lo que de verdad quiero?

Mi pánico al compromiso es tan serio que agradezco y lamento que Cherub (seudónimo) viva en otra ciudad. Y no cualquier ciudad, si no lejos lejos (más de 10 horas por carretera).

Supongo que una de las razones por las que me da pánico es el hecho de que todo pasó muy rápido. Bueno, ni tan rápido, yo ya lo admiraba y respetaba -por su trabajo, su carrera y su cerebro- pero nunca me imaginé que después de ese primer beso se desatarían tantas cosas. Y en menos de 12 horas ya no quisiera separarme de él un solo momento.

Me encanta platicar con él, respeto su opinión y el la mía; somos polos completamente opuestos en cuestiones profesionales: yo soy letras y él es números (literal, es matemático) por lo que tenemos una visión del mundo muy diferente, pero aún así, aún cuando "discutimos" me gusta. Es tan apasionado con sus ideas, y yo tan terca con las mías que supongo que es normal.

Y a pesar de que diferimos en millones de cosas: la música, los libros (hemos leído los mismos pero tenemos diferentes opiniones) la vida, la muerte, el concepto de familia, etc; congeniamos en otras espléndidamente.

No sé que me espera en un futuro. Él tiene planes (muy serios) que, misteriosamente, se adaptan (hasta cierto punto) a los míos con respecto a mi vida -y a mi carrera específicamente- y yo tengo miedo, mucho miedo, pero también emoción y mentiría si dijera que no me gusta que me incluya.

Pero eso es lo que no charcha en la pintura: el hecho de que "me incluya" es un problema para mi. Como he dicho antes, soy muy egoísta e independiente, (además de orgullosa y semi feminista) y estoy acostumbrada a ser yo la que incluya en MI vida a la gente. Así que supongo que el obstáculo que debo rebasar, o lo que debo poner en la balanza simplemente es que quiero, que me ofrecen, que me conviene y que pierdo.   

Aunque una cosa si estoy segura: Sigo siendo la misma. Soy y siempre seré LIZBETH. Tengo 22 años actuando de esta manera, y no cambiaría por nadie ni por nada mi forma de ser y de pensar. A menos que yo lo quisiera de esa manera. Sigo firme en mis ideales, en mis valores y en mis opiniones. Por lo que no deben preocuparse (así es te estoy hablando a ti monstruo). El hecho de que me enamore no cambia quien soy… y mucho menos, lo que quiero para un futuro.

Y mientras llega ese futuro, sé lo que haré con mi vida: en 15 días mi amiga Di y yo iremos a buscar nuestro nuevo hogar y en Noviembre, si todo sale conforme al plan, estaremos empezando con nuestra vida profesional. Curiosamente seremos competencia. (Jajajajajaja, no había pensado bien en eso… !)

Y con respecto a Cherub pues creo que viajaremos mucho mientras decidimos que hacer. No tengo inconveniente en viajar y tomarme un fin de semana de repente. Y supongo que Navidad en la capital del país no suena nada mal… y ¿quien sabe? Quizás, (y solo quizás) busque mi propio lugar allá…

… solo quizás.